¿Qué podemos decir de él? En primer lugar, una cosa que está bien clara: Zakumi será siempre el primero en saltar a la pista de baile y el último en marcharse de la mayor fiesta del mundo, la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010. Lo único que quiere es bailar y entretener a tanta gente como pueda. Es el animador ideal para aficionados, jugadores y directivos; para los niños, para los jóvenes y para los que ya no lo son tanto.

Ni que decir tiene, está orgullosísimo de que lo hayan elegido mascota oficial y se ha propuesto convertirse en el anfitrión perfecto para todos aquellos que visiten su amado país. La enorme confianza que tiene en sí mismo, su gran dignidad, su carácter hospitalario, el cariño y afecto que demuestra, y lo sociable y amable que es, hacen de él el representante ideal de Sudáfrica y del resto del continente africano.

Zakumi está muy seguro de sí mismo y es un tipo atrevido, espontáneo y bastante astuto. ¡Es pura alegría! Le encanta actuar sobre un escenario y siempre sigue sus instintos y su intuición, aunque en algunos momentos tienda un tanto a la exageración. A veces se le puede ver haciendo alguna que otra payasada o tomándole el pelo a la gente, pero siempre con mucha simpatía, sin mala intención. Es muy cariñoso y bondadoso, y lo que en realidad busca es hacer muchos amigos.

Le encanta jugar al balón, porque le parece la mejor forma de conocer a los demás y de romper las barreras lingüísticas. Siempre lleva consigo una pelota de fútbol, que le sirve para invitar a la gente a jugar con él.

Zakumi adora el fútbol. En una ocasión decidió teñirse el pelo de color verde, porque pensó que sería un camuflaje perfecto sobre el césped del terreno de juego, algo así como sus manchas para cazar en la selva.

Pero tiene una debilidad. Como gasta tanta energía, necesita descansar muy a menudo. Algunas veces, se queda dormido de repente en el escenario, entre actuación y actuación, y en los momentos menos pensados. Pero en realidad se trata tan sólo de unas cabezadas que cualquier leopardo de su tamaño necesita para recargar las pilas.

En estos últimos años ha estado viajando por toda África, donde los leopardos se encuentran a sus anchas, no sólo por las planicies de las sabanas, los bosques y las selvas, sino también por las zonas montañosas e incluso por los desiertos. A lo largo y ancho del continente africano, ha aprendido a adaptarse a nuevos y diferentes entornos y ha podido disfrutar de toda su diversidad natural y de la gente que los puebla.

Zakumi es un nombre compuesto. Está formado por la sílaba "ZA", las siglas de Sudáfrica, y la palabra "kumi", que significa ‘10' en varios idiomas africanos.

Zakumi se ha fijado un objetivo bien definido: convertir la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010 en una fiesta descomunal, inolvidable, llena de alegría y felicidad, y manifestar el cariño, la cordialidad y el carácter del continente africano a los miles de invitados que llegarán a su país procedentes de todo el planeta.

"Su deseo es crear un buen ambiente, en el que reine el buen humor entre los aficionados, y animar la Copa Mundial de la FIFA 2010, la primera que se celebrará en tierras africanas. Está muy orgulloso de Sudáfrica y quiere conseguir que el mundo entero se dé la mano en este país", ha explicado Lucas Radebe, ídolo del fútbol sudafricano y gran amigo de Zakumi.